Peregrinación y Misión Luyaba 2016 – Agradecimientos

A lo largo de la Historia, el Espíritu Santo sigue estando presente en muchos hombres y mujeres, situaciones, carismas, dando a la humanidad lo que ella necesita.
Un ejemplo de esto es nuestro Venerable Fray José León Padre Torres que supo responder al llamado de Dios y a las necesidades de la época, evangelizar la cultura de su tiempo; vino de las sierras “Luyaba” a la ciudad de Córdoba. Obedeciendo la voz del Señor y dejándose guiar por el Espíritu Santo, se convirtió en un verdadero instrumento escuchando la voluntad de Dios para ser respuesta a las situaciones de cautividad de su tiempo.

Sólo las personas de Espíritu y corazón grande tienen sueños grandes y pueden concretarlos.
Éste fue Fray José León Torres, sacerdote, hermano, padre y amigo para quienes lo rodearon.

Hoy, ya en el siglo XXI, Dios sigue hablando, revelándose a sí mismo y dándonos a conocer su voluntad. Él quiere contar con nosotros para continuar su obra de salvación; y para eso nos llama, a la entrega, a amar sin límites, y a servir a nuestros hermanos, cómo algún día llamó al Padre Torres… Su llamado sigue en pie… «sígueme”, nos llama y no nos deja solos… nos envía su Espíritu Santo con sus dones para ayudarnos en lo que nos pide que hagamos, para construir la realidad en la que nos toca vivir al igual que al Padre José León Torres…

Por tal motivo agradecemos a Dios por tantos misioneros que en este año 2016 se animaron a compartir la alegría de la libertad que nos brinda el Evangelio de Jesús.
“Gracias misioneros de Luyaba 2016”.