Cartas al Padre Torres – Que le dirias

Carta 1:

Domingo, 8 de mayo de 2016

            Padre Torres tú que vivías en Luyaba, donde hoy misionamos queremos agradecerte por tus sabios ejemplos de cómo ser un buen joven cristiano. Así salimos a caminando con un buen mate, siguiendo tus pasos; transmitiendo la buena noticia a cada familia, niño y hogar. Gracias, gracias.

Nos vemos en la próxima misión de Luyaba.

 

Carta 2:

Domingo, 8 de mayo de 2016

Querido Padre Torres:

Te damos gracias por la obra misionera de las mercedarias, se  nuestra guía para inspirar más vocaciones mercedarias, ayúdanos a llevar el carisma mercedario a todas partes.

Gracias Padre Torres por darnos la oportunidad de conocer tu obra, a tu congregación, y te pedimos que nos ayudes a llevar  luz de Cristo para que podamos llevarla a quienes más lo necesitan.

Y que el Espíritu Santo derrame sus dones para que ilumine a nuestros gobernantes y que sepan guiarnos por el buen camino.

Y deseamos de todo corazón tu pronta Beatificación por intercesión  de Nuestra Madre de la Merced.

 

Carta 3:

Luyaba, 8 de mayo 2016

Querido Padre Torres:

Queremos darte gracias por tu servicio que hoy inspira y nos convoca aquí es tú  tierra para esta misión.

Ilumínanos desde el cielo para seguir tu camino, seguir anunciando la Palabra de Dios.

Queremos agradecerte muy especialmente porque fundaste esta familia mercedaria que va siendo signo de amor y de libertad en estos tiempos.

Tu compromiso nos inspira para hacer cosas por los demás, seguir mirando lo cotidiano, creciendo en libertad en el servicio al pueblo de Dios, especialmente con los más pobres y a los cautivos.

Te agradecemos por tu fidelidad al “sí” que diste al llamado a la voluntad de Dios, porque lo descubriste y sin dar vueltas confiaste plenamente y te pusiste manos a la obra para dar una respuesta concreta.

No nos olvidamos de tu buen humor y tu fraternidad que hoy nos sigue enseñando a tratarnos de esa manera entre los hermanos y hermanas que nos cobijamos bajo el manto de María de la Merced.

Enséñanos y ayúdanos a amar hasta el extremo, como Cristo Redentor, modelo de los que soñamos con un mundo libre de opresión.

Un abrazo fraterno y acordarte de seguir moviendo los corazones de tus hijos e hijas para que se sumen y se comprometan con la vida tras los pasos de Jesús.

Seguimos rezando juntos tus amigos y hermanos.

 

Carta 4:

Luyaba, 8 de mayo de 2016

Querido Padre José León Torres:

Queremos pedirte con nuestro corazón, por toda la gente de este hermoso lugar donde naciste, que no pierdan la fe y la unidad, respetando las diferencias.

Para que siga habiendo vocaciones mercedarias.

Por los jóvenes para que se alejen de los vicios y que puedan construir y encontrar el sentido de sus vidas y que no pierdan los sueños y las esperanzas.

También queremos darte gracias por tu fuerza y voluntad para llevar la buena noticia a todos.

Por total entrega y transmitirnos todo tu amor hacia nuestra madre de la Merced, a la Eucaristía y a la oración.

Por todas tus enseñanzas, testimonios y ejemplos que nos dejaste.

Queremos pedirte por los enfermos, por los fallecidos, por el trabajo, por la Patria.

Seguimos unidos en oración para que seas glorificado, y sigas intercediendo por todos nosotros, y seas un santo de estas tierras.

Te amamos!  Familia Mercedaria, misioneros, peregrinos y habitantes de Luyaba.

 

 

 

Poema para el Padre Torres:

De lejos lo vi venir

lo conocí por su semblante

era José León peregrino y caminante.

Por tierra Luyabense

venía José León

para celebrar la misa

con todo su amor.

Misioneros 2016